ÁMBAR

Composición y formación

ambre-naturel-blue-stone
COLGANTE DE ÁMBAR BRUTO PULIDO

El Ámbar está compuesto principalmente por carbono, hidrógeno y oxígeno (C10H10).
Se trata de la resina fosilizada de árboles que vivieron hace millones de años.
El Ámbar viene pues de la resina vegetal residual de algunos árboles que existieron hace millones de años.
Este con el tiempo, ha seguido un proceso de fosilización formando masas irregulares y extendidas en las capas de arena y en las pizarras de arcilla de la edad terciaria.

Los árboles producían la resina para protegerse contra las enfermedades y cuando la corteza de un árbol ha sido herido o rota por un ataque de escarabajos o de otros insectos.

crédit photo: Denis - Las Terrenas
ÁMBAR BRUTO

Por estas razones, contiene generalmente en su interior insectos y plantas perfectamente conservadas que han sidos atrapados en la resina viscosa, antes de su fosilización…

Después de ser exudado al exterior, la resina se endurece en sedimentos húmedos como la arcilla y la arena, formados en el fondo de las lagunas o deltas de los ríos, y que era conservada a su vez en la corteza terrestre durante miles de años.

En Europa, el Ámbar se formó a partir de la resina del Pinus Succinifera, cuando en Ámerica proviene de la legumbre Hymenaea Courbaril conocida bajo el nombre de Guapinol en Chiapas (México) y en Nicaragua y en la República dominicana bajo el nombre de Caroubier perteneciente al periodo geológico terciario.

Ámbar Dominicano

El Ámbar de República dominicana, proviene de la Hymenea, una especie desaparecida de los árboles tropicales con largas hojas de la familia de las legumbres, en la cual “el pariente” más cercano se encuentra en el este de África.
El Ámbar de Republica dominicana es célebre por la diversidad de inclusiones que contiene y los buscadores de ámbar, los científicos y los coleccionistas clasifican el ámbar por los tres “tesoros” excepcionales que puede contener: los escorpiones, los lagartos y las ranas.
Solamente de 30 a 40 escorpiones, de 10 a 20 lagartos y de 8 a 9 ranas han sido encontrados en el mundo.

El Ámbar azul

Otra particularidad del ámbar dominicano es que tiende a presentarse en numerosos colores, muy brillantes, con una gran variedad de sombreados muy bonitos, sobretodo del ámbar azul. El ámbar azul es una retinitis (resina) que contiene azufre y el cual está compuesto de carbono, oxigeno e hidrogeno y no un succínico proveniente de coníferas, es decir una resina fósil vegetal.

ambre bleue de République DominicaineEsta variedad de ámbar presenta un color excepcional, debido a la posible presencia de sustancias aromáticas.
Sobre una superficie blanca y de luz artificial, el ámbar azul es amarillo trasparente ligeramente azulado, pero sobre una superficie opaca o negra y a la luz del sol coge un tinte profundo, así como su florescencia frente a los ultravioletas, del hecho de sus moléculas polimorfo nucleares (moléculas aromáticas de tipo petróleo=perileno).
Esta resina aparece azul con el reflejo de la luz (luz reflejada).
Algunos ámbares son azules sea cual sea la orientación de la pieza de ámbar respecto a la fuente de luz.
Otras, se mueven mucho. Existen diversas calidades de azul.

Lo encontramos bajo forma de nódulos (gran pepita de ámbar azul) exclusivamente en República dominicana en las minas del norte de la ciudad de Santiago de los Caballeros (La Cordillera Septentrional en el norte, Bayaguana and Sabana en el este y Cotui en el centro) : región de Palo Alto (ámbar de 25 millones de años) y la región de La Toca, Palo Quemado (de 33 a 40 millones de años). La Cumbre (35 millones de años).
El ámbar azul más remarcable es el de la mina de Los Cacaos, la cual contiene glauconita datada del Mioceno.
Encontramos a su vez pequeños gasterópodos (Los Cacaos) y microfósiles en abundancia (La Toca).

Propiedades y virtudes del ámbar natural

ÁMBAR NATURAL

A través de la historia los pueblos han creído siempre en las propiedades curativas del ámbar. Los alquimistas egipcios le atribuían un valor religioso y medicinal.
A su vez, medicamente revitalizaría el organismo así como el órgano del cuerpo sobre el cual se encuentra colocado, mejorando notablemente su función. Favorecía la virilidad y la fecundación.
Sobre una forma de collar, ofrecía resultados excelentes contra: el bocio, las paperas y todo aquello relacionado con la audición y la garganta, especialmente en lo que concierne al asma y la tos persistente.
Amplificaría extraordinariamente la energía del pensamiento y las omisiones mentales. Preservaría los daños causados por el fuego o el agua.
En el Tíbet los iniciados lo emplean para dibujar las vibraciones positivas y la buena fortuna. Se dice que transforma los buenos sueños o los deseos en realidad, los cuales sean relativos al amor, a la salud o al trabajo.

Los “beneficios” del ámbare

El ámbar natural es catalizador de electricidad, equilibra nuestros electrones y por consecuencia sede y favorece la atención intelectual y el sueño.

 

El ámbar natural contiene moléculas de alcanfor, de yodo y de manchas de azufre.
El alcanfor es desinfectante y su cauterización es recomendada por los brotes dentales de los niños, el ámbar es importante durante el crecimiento y para la salud de los músculos y los tendones.
El yodo es muy bueno para el tiroides, la piel, las vías respiratorias.
El azufre es recomendado sobretodo e igualmente para las vías respiratorias. El ámbar natural es un excelente auxiliar de curación para numerosas infecciones. Calmante para los problemas articulares, reumatismos, artritis, inflamaciones de rodilla y de la cadera.
En materia de alergias típicas, es sobretodo y particularmente eficaz sobre los eczemas, el asma, las erupciones cutáneas.
El ámbar debe ser llevado en contacto directo con la piel durante largos periodos en pulsera, collar o colgante.
La “purificación” es inútil, pero podemos regenerar el ámbar exponiéndolo al sol.
Su estructura amorfa, hace que pueda ser perforado sin perturbar su resplandor.